Dos sacerdotes que le huyen a una prisión.

Fuente: http://expreso.ec/expreso/plantillas/nota.aspx?idart=5483659&idcat=19308&tipo=2

Dos sacerdotes que le huyen a una prisión.

A menos de dos meses del llamamiento a juicio en contra del padre Pedro García García, expárroco de la iglesia Jesús Obrero, por presunto abuso sexual a dos hermanas, otro religioso es perseguido por la justicia.

Se trata del padre Luis Zuloaga Salazar, de nacionalidad colombiana, quien pertenece a la comunidad de sacerdotes pasionistas (misioneros) y se desempeñaba como vicario parroquial de la iglesia de Santa Gema. A mediados de diciembre, la Fiscalía formuló cargos en contra del religioso por el presunto delito de atentado al pudor a cuatro niños de un kínder, adjunto a la iglesia.

Aunque en ambos casos existe orden judicial de prisión preventiva, en ninguno la policía ha podido hacer efectiva la medida cautelar.

El 4 de noviembre de 2013, la jueza Guadalupe Manrique llamó a juicio al padre García, dentro de lo cual ratificó la orden de prisión. El sacerdote fue acusado por la fiscal Miriam Moncayo de la presunta violación a una niña de 11 años, que se desempeñaba como monaguilla en la iglesia Jesús Obrero. Una hermana de la menor, con discapacidad especial, también denunció otro abuso. Previo al dictamen, la fiscal citó al religioso en varias ocasiones para que dé su versión, pero nunca acudió. Uno de sus defensores insistió en que era inocente y que -en ese entonces- estaba a buen resguardo. El juicio está suspendido hasta que sea capturado o se entregue.

Algo similar se espera del padre Zuloaga, quien ya está siendo buscado. Este Diario comprobó cuando agentes de la Policía Judicial acudieron, el pasado viernes, al despacho de la fiscal Azucena Camatón para conocer el caso. Los investigadores indicaron a la funcionaria que no tenían conocimiento de la boleta de aprehensión que se había girado, a pesar de que esta fue dispuesta el 16 de diciembre de 2013, para su localización y captura.

La funcionaria imputó a Zuloaga fundamentada en la denuncia que realizó la madre de un niño de 4 años, quien le narró cómo eran interceptados por el sacerdote en el baño de niños. La mujer comentó que habló con ocho niños y que le dijeron lo mismo.

La Fiscalía tuvo conocimiento del hecho el 4 de julio, pero otros tres fiscales que conocieron el caso no habían llegado hasta esa etapa. “Tengo en esta unidad dos meses, cuando cogí la investigación consideré que contaba con los elementos necesarios y suficientes que hacían presumir la participación del sacerdote en el hecho investigado”, dijo Camatón.

Zuloaga llegó a Guayaquil en 1981 a la Congregación de los padres pasionistas. Se desempeña como administrador y colaborador de la oficina parroquial de atención a los fieles de la Parroquia Santa Gema y de La Anunciación. En su versión ante la fiscal negó haber cometido el hecho del que ha sido denunciado.

P1010468.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s