¡Unión de hecho, por fin en la cédula!.

Fuente: http://www.diario-extra.com/ediciones/2014/09/15/especiales/union–de-hecho–por-fin-en–la-cedula/

¡Unión de hecho, por fin en la cédula!.

Janeth y Aleks son novios desde hace cuatro años y hoy  oficializarán su unión de hecho en el Registro Civil de Quito.
A simple vista parecen ser una pareja heterosexual. Sin embargo, ambos definen su relación como ‘trans lésbica’. “A mí me gustan las mujeres, pero no me considero lesbiana, yo me considero un hombre”, explica Aleks Guayasamín, mujer de nacimiento, pero varón por elección. Su novia, Janeth López, sí es lesbiana y mujer desde la cuna.
“Yo me sentí Karina solo hasta los doce años”, revela Aleks al recordar cuál fue su nombre original y explicando por qué decidió cambiar su género.
“Me crié solo en ambiente de varones, con mis primos mayores; entonces yo ya sabía que algo no estaba bien conmigo”. Durante mucho tiempo lo ocultó a su familia, aunque sus actitudes “siempre fueron masculinas”, según comenta.
Cuando Aleks se graduó del colegio se declaró lesbiana. “A mi mami le costó asimilar eso, nunca lo aceptó”, pero convencido de lo que sentía y hacía, decidió independizarse para vivir con su antigua pareja. Esa relación duró seis años.

HISTORIA DE APOYO Y AMOR
Janeth tiene 34 años, trabaja como agente de seguridad, pero actualmente está desempleada. Aleks tiene 26 y es auxiliar de enfermería. Primero se conocieron virtualmente, a través de un servicio de mensajería instantánea para encontrar parejas.
No demoraron en vincularse personalmente, primero como amigos, después como enamorados y viven juntos desde mayo del 2010.
Al principio de la relación, Aleks mantenía su aspecto femenino y así conoció a Janeth. No obstante, casi un año y medio después, Aleks estaba decidido a hormonizarse para adquirir una apariencia masculina.
“Ya no soportaba más. Cada ciclo menstrual era para mí un infierno; yo lloraba, me deprimía demasiado”, cuenta Aleks antes de acotar que “hasta hoy en día ya voy un año y tres meses inyectándome testosterona”, un tratamiento que le ha funcionado efectivamente porque su cuerpo tiene rasgos masculinos evidentes y su voz también es de varón.
Para Janeth, la transformación de Aleks fue complicada de asimilar en un inicio, pero no demoró en respaldarlo. Ella explica que “en el proceso de hormonización hay muchos cambios de humor, entonces se necesita de apoyo, y si no hay una persona que te apoye, no sales adelante y no puedes”. La familia de Aleks ahora no tiene reparos contra de su nueva identidad, ni contra la relación que lo hace feliz.

CAUSA NO DETIENE SU LUCHA
Ahora que Aleks y Janeth tienen todo listo para que su unión de hecho conste como su estado civil en las cédulas de cada uno, ellos esperan tener en el futuro “los mismos beneficios y derechos que tienen las parejas heterosexuales en un matrimonio”, expresa Aleks.
En cuanto a la relación, Janeth destaca que han tenido estabilidad durante los últimos 4 años, por lo que no cree “que cambien nada unos papeles”.

Unión de hecho por fin en la cédula

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s